WMSG

De vuelta de los juegos deportivos mentales, va un breve relato de mi participación en ellos.

Fernando Aguilar

14 de octubre de 2008

El viaje fue muy bueno. La negociación por el pasaje gratuito tuvo muchas idas y vueltas, con el consiguiente riesgo de quedarme sin viajar. Finalmente se hizo posible 
gracias a la insistencia y el aporte de la IGF, que cuenta con dirigentes de la talla de Yuki Shigeno y Eduardo López Herrero, y el apoyo de la AAGo.
Tomé un vuelo de American Airlines hasta Nueva York, donde abordé el avión de China Air que me llevó a Beijing.

Llegué a Nueva York con varias horas de antelación, para poder absorber posibles demoras en el vuelo que era sin conexión.
Aproveché para pasear un poco por el Central Park, donde encontré un monumento a San Martín, y llegué a las orillas del río Hudson.
En el aeropuerto hice las gestiones para cambiar la fecha del vuelo de regreso de Beijing a Nueva York. Me encontré con Thomas Hsiang, 
dirigente de la IGF, que viajaba en el mismo vuelo con su esposa, y se ofreció con mucha amabilidad a ayudarme si necesitaba resolver cualquier problema.
En el avión de China Air me encontré con Jorge Yamamoto de Perú, así como con chicos de distintos países sudamericanos que iban al torneo de bridge.
En el aeropuerto de Beijing nos estaba esperando la gente de la organización, que nos condujo en colectivos hasta el Centro de Convenciones donde se realizarían los juegos. Allí me registré y recibí la credencial que me identifica como atleta. Luego me dirigí al hotel donde estaba alojado el equipo argentino.
Compartí el departamento con Michel Martens, Santiago Tabares y Pablo Cianni. Como teníamos un living muy cómodo, nos juntábamos allí a conversar y analizar las partidas junto con los otros participantes argentinos: Diego Monroy (torneo individual masculino, con Michel, Santiago y Pablo); Charito Papeschi, Daniela Sabán, Verónica Zammitto (torneo individual femenino); Adriana Damiani (torneo abierto amateur, junto conmigo).
Nos daban tres comidas por día en el mismo hotel. Si bien los platos estilo chino nos resultaban un tanto monótonos, la comida era razonable, siempre y cuando uno evitara los picantes extremos como el chile, o para quienes eran alérgicos, el jugo de naranja.

El primer día fuimos a pasear por el barrio, en las inmediaciones del estadio "Nido de Pájaro" y el llamado "Cubo de Agua". En China era feriado nacional y había mucha gente dando vueltas. A cada rato nos pedían sacarse una foto con nosotros. Parece que llamábamos la atención, especialmente por la barba de Michel y la mía.
Nos cruzamos casualmente con algunos integrantes del equipo chino, que nos llamaron para saludarnos. Así que nos sacamos una foto con Chang Hao, Gu Li y algunos más.
Por la noche fuimos a la ceremonia inaugural, donde me tocó ser abanderado junto con una chica de bridge. El número central fue una representación alegórica de los juegos mentales, la civilización y la sabiduría, que produjo sopor a más de uno.

Los torneos comenzaban en fechas distintas, por lo cual algunos pudimos dedicar un par de días a hacer excursiones.
Fuimos a la Ciudad Prohibida con Daniela, Verónica y Adriana. El lugar es imponente, con una sucesión de palacios que no se terminan de recorrer. Es posible alquilar una guía automática, que es un aparato que va diciendo cosas a medida que uno pasa por los distintos sitios. Las explicaciones que da tal vez no son muy útiles, pero sirve como un excelente mapa para ubicarse en los lugares que uno va visitando. Al salir, nos dimos una vuelta por la plaza de Tiananmen, que es una explanada enorme que queda al frente, y en la que está el mausoleo de Mao y otros edificios imponentes.
En Beijing todo es grande. Tuvimos que caminar un rato largo para salir de la zona y encontrar un lugar donde parar un taxi para volver.
Llegamos por la noche y nos enteramos de que en el individual masculino habían perdido los cuatro por la mañana, y por la tarde ganaron Michel y Pablo, mientras que Santiago tuvo una partida interesante con un profesional de China.

Al día siguiente fui con Adriana y otros sudamericanos a la Gran Muralla. El tour, contratado a un precio más que accesible luego del correspondiente regateo, incluía la visita a las tumbas de la dinastía Ming, a una clínica de medicina china, a una fábrica de piezas de jade, donde nos dieron el almuerzo, y finalmente al sector turístico de la Muralla, donde nos dimos el gusto de trepar hasta un lugar coronado con un cartel con la leyenda "No Visitors", donde jugué un fuseki con Andrés Aguilar de Ecuador, hasta que nos corrió la llovizna y emprendimos rápidamente el regreso.

Ese día dio la nota Diego, ganando ante Juan Pablo Schweitzer de Chile una partida en la que le salió todo bien. Santiago también ganó una, pero luego dejó escapar sus oportunidades en la siguiente. Pablo ganó su segunda partida, y Michel no pudo concretar su buen juego en resultados, debido a lo cual tomó (y anuló) varias veces la decisión de dejar el go para siempre.

Las chicas arrancaron, Charito y Verónica con una victoria cada una, mientras que Daniela jugó en el "salón VIP" en la primera ronda enfrentando a una profesional coreana.
En la tercera jornada arrancó el abierto amateur. A Adriana y a mí nos tocaron grupos difíciles, y en primera ronda, ella tuvo que enfrentar a Zoran Mutabzija 5d de Croacia, mientras que yo jugué con Hu Yuqing 8d de China. Perdí por 5 puntos y medio, pero quedé satisfecho con mi juego, salvo que me faltó precisión en la última parte de la partida.

Por la tarde me tocó con Artem Kachanovsky, un chico de Ucrania al que conocía de KGS. Me dejé enredar con un par de overplays que no respondí adecuadamente, y él peleó muy bien en el medio juego, con lo cual me vi forzado a abandonar. Con eso perdí las posibilidades de clasificar a los cuartos de final. Adriana tuvo buenas posibilidades ante Chariya Chairasmisak, una jugadora 1d de Tailandia que quiso pasarla por encima y casi pierde un grupo; lamentablemente le faltó precisión para dar el 
golpe de nocaut.

En el individual masculino se completó la fase clasificatoria. Diego ganó su segunda partida y quedó muy contento con su desempeño. Santiago y Michel también terminaron con dos victorias, y pudieron ganar alguna más que se les escapó de las manos. Pablo ganó en forma brillante su tercera partida y también quedó muy conforme.
Por el lado de las mujeres, al final de la jornada Charito tenía dos partidas ganadas, mientras que Verónica y Daniela una cada una.

Nos sacamos unas fotos, el grupo completo con nuestras remeras de "Argentina Go Team WMSG 2008". Se ve que llamamos la atención, porque se acercó un periodista que también nos pidió tomar fotografías.

Al día siguiente comenzaron los octavos de final del individual masculino. El torneo era muy disputado, y en la fase clasificatoria ya quedaron eliminados jugadores profesionales como Michael Redmond 9p de Estados Unidos, y Wang Mingwan (O Meien) 9p de Taiwan.

A mí me tocó jugar con Andrés Aguilar de Ecuador en tercera ronda, y con Dragan Dubakovic 3d de Serbia en la cuarta. Gané ambas. Adriana enfrentó a Hatime Araki 2d de Marruecos y Kristoff Bossee 1k de Bélgica, pero siguió sin sumar puntos.
En el individual femenino, Daniela sumó dos victorias y Verónica una, mientras que Charito enfrentó a rivales fuertes y no pudo avanzar.
Al final de la jornada nos hicieron una nota para la televisión china. Primero me entrevistaron a mí, y me preguntaron muchas cosas sobre el Go 
en Argentina y en Sudamérica. Tenían varios datos, como por ejemplo algunos resultados míos en los torneos internacionales, y la idea de que en Brasil había un Centro Cultural de Go (el de Sao Paulo, que fue fundado por Iwamoto). También me preguntaron por qué motivo uso barba. Es muy graciosa la curiosidad que eso causa.

Luego entrevistaron a Charito, Verónica y Daniela, cuando terminaron de jugar. Evidentemente llamó la atención que Argentina haya estado presente con un equipo numeroso. El individual masculino entró en su fase decisiva, con dos coreanos jugando la final y dos chinos disputando el tercer puesto por la medalla de bronce.
En el individual femenino se completó la fase clasificatoria con la séptima ronda. Finalmente quedaron Daniela y Charito con tres partidas ganadas, y Verónica con dos; en general, un desempeño muy bueno. Para los cuartos de final quedaron clasificadas 3 jugadoras profesionales de China, 2 de Japón, 2 de Corea, y una de Australia, Joanne Missingham, una chica de 14 años que es la revelación del momento.

En el abierto amateur, en la quinta ronda le gané a Christiaan Abraham Visser de Sudáfrica, mientras que Adriana ganó su primera partida ante Miguel Ángel Hernández de México. En la sexta ronda jugué con el amigo Luis Mariano Cajiao de Costa Rica, que lamentaba su mala suerte por tener que enfrentarse conmigo; ya van varias veces que nos toca jugar por torneo. Adriana, por su parte, jugó el clásico rioplatense con Ignacio Facello de Uruguay.
Vimos que otros equipos copiaron nuestra idea de sacarse fotos en grupo ante el cartel que anunciaba la "Go Competition".

Loli Puerta convocó a una reunión a un representante por país iberoamericano para bajar algunas informaciones que tenía. Según los rumores, parece ser que el señor Damiani, presidente de IMSA, había prometido conseguir 10 millones de dólares de sponsors para la organización, y esa plata nunca apareció. Con lo cual el gobierno chino 
se hizo cargo de unos 7 millones y todavía quedaba un resto importante a cubrir. Con esa perspectiva, se entienden mejor todas las idas y vueltas que hubo con anterioridad al torneo. En todo caso, la IGF se manejó de manera impecable y es razonable enojarse por las "desprolijidades" que hubo por parte de terceros.

Al día siguiente se jugaron las semifinales y finales del individual femenino. Ya habían quedado por el camino jugadoras como Rui Naiwei 9p, que jugaba por China.
Por la mañana, Adriana y yo participamos en la séptima ronda del abierto amateur. Me tocó ir al salón VIP para enfrentar a Cheng Cheng Fend de Singapur, pero lo esperé en vano y gané por ausencia. Parece ser que se quedó dormido. Adriana perdió jugando bien con Lorenz Trippel 1d de Suiza.

Finalmente quedé con 5 victorias, empatando con otros 5 jugadores, entre los cuales clasificó para los cuartos de final Jie Li 7d de Estados Unidos en el segundo puesto del grupo. El primero lugar lo obtuvo Hu Yuqing, que terminó invicto.
Adriana quedó con una partida ganada, luego de un buen desempeño en un grupo que era particularmente difícil. Los dos primeros lugares quedaron para los que eventualmente serían finalistas, y en tercer lugar quedó eliminado Hironobu Mori 7d de Japón.

Por la tarde se jugó la final del individual femenino, que fue ganada por Song Ronghui de China. La partida fue muy emocionante, y fue seguida de cerca por un grupo de jugadoras chinas entre las que estaba Rui Naiwei. Adriana aprovechó para pedirle que le autografíe su libro de josekis.
Luego se acercó el periodista que había tomado la foto de nuestro grupo para pedirme una entrevista. Me pidió que identifique los nombres de todos los que aparecían en la foto y luego me hizo unas cuantas preguntas acerca del Go en la Argentina. Creo que nuestra presencia despertó mucho interés.
También me hizo una breve entrevista James Davies, para publicar en "Ranka online", el boletín de la IGF.

En un rato libre fui con Adriana y Santiago al mercado de la seda para hacer unas compras. El procedimiento es el siguiente:
Vendedor/a: - Este finísimo producto tiene un precio de 1.250 yuanes, pero se lo ofrezco a sólo 950 yuanes (la relación es aproximadamente 2 yuanes = 1 peso).
Comprador/a: - No, gracias, no tengo interés.
V: - Se lo dejo en 750 yuanes.
C: - No, es demasiado caro.
V: - ¿Qué precio está dispuesto a pagar?
C: - Dispongo de 100 yuanes.
V: - Por ese precio es imposible. Se lo puedo dejar en 550 yuanes.
C: - No, gracias.
V: - ¿Cuál es la oferta final que está en condiciones de hacer?
C: - Mi oferta final es de 150 yuanes.
V: - Eso es muy poco por un producto de tan buena calidad. Mi oferta final es de 200 yuanes.
C: - No, muchas gracias, ya dije mi oferta final (dicho lo cual, se va).
V. - Espere, no se vaya, lo dejamos en 150 yuanes.

De ese modo, uno se va con la sensación de que ha pagado un precio razonable por lo que compró, y con la certeza de que lo podría haber sacado por el 20% menos si hubiera negociado con mayor dureza. Cuando terminamos de comprar, fuimos a tomar un café a un lugar cercano y nos volvimos en subterráneo.
El último día de mi estadía fui con Adriana y otros sudamericanos al centro, mientras que los demás argentinos se fueron de paseo a la Gran Muralla. Pasamos por una librería y compramos algunos libros interesantes de go. Luego almorzamos en un Mac Donalds y volvimos en subte. Nos bajamos en la estación "Huixinxijie Beikou", que no debe confundirse con "Huixinxijie Nankou". La primera corresponde a la entrada norte de "Huixinxijie", que debe tratarse de algún templo o similar. La otra estación corresponde a la entrada sur. Con estas cavilaciones, llegué a la idea de que "Beijing" significa algo así como la "capital del norte", a diferencia de Nanjing, que sería la "capital del sur".

Por la tarde fui al Centro de Convenciones, donde estaban jugando la final del abierto amateur Young Woo Ham de Corea del Sur versus Tae Won Jo de Corea del Norte. Por la medalla de bronce jugaban Yong Hee Lee de Corea del Sur versus Chen Wang de China.
Las partidas se jugaban en el salón VIP, mientras que la gente las seguía por internet en el espacio abierto al público. Un grupo de chinos seguía atentamente la final por el tercer puesto, que proyectaban en una pantalla mediante un cañón, mientras que otro grupo de norcoreanos analizaba la final por la medalla de oro, junto con Enda Hideki. El norcoreano ganó finalmente por medio punto, mientras que el chino perdió cuando se le murió un grupo al comienzo de un yose que venía parejo.

Cuando terminaron las finales, me quedé en el lugar y recibí varias invitaciones para jugar. De ese modo me perdí la ceremonia de entrega de las medallas.
Por la noche fuimos todos los argentinos a cenar a un restaurante chino, a modo de despedida, ya que viajaría al día siguiente. Nos sirvieron comida china, del tipo de la que nos daban en el hotel, pero de mejor calidad. Todos estaban cansados por el paseo, así que terminamos la velada temprano.
Salí a la mañana siguiente temprano, para tomar el colectivo que me llevaría al aeropuerto.
El vuelo de China Air hasta Nueva York no tuvo ningún contratiempo, pero el otro de American a Buenos Aires salió con una demora de 9 horas. 
Menos mal que no tuve ese problema en el viaje de ida.Mi intención era llegar a mi casa al final de la fiesta de cumpleaños de León, pero con la demora del vuelo llegué recién a la madrugada siguiente.

Algunas impresiones finales:
* Estos juegos deportivos mentales han sido una experiencia única. La organización dispuesta por los chinos fue excelente.
* El equipo argentino hizo sentir su presencia, y los resultados en las distintas competiciones fueron más que dignos.
* A futuro, aparecen algunas sombras con relación al financiamiento de los torneos internacionales. Habrá que acostumbrarse a la idea de que los japoneses ya no podrán disponer del flujo de recursos que aportaron a lo largo de 30 años.
* En lo personal, vuelvo con ganas renovadas de continuar con las actividades de go. ¡Qué lindo juego!

Saludos:
Fernando.

Conectate con nosotros

Asociación Argentina del Juego de Go
Santiago del Estero 952 1º piso, Ciudad de Buenos Aires

Reuniones: Sábados a partir de las 17hs

Atención al público: Sábados de 17 a 21hs

Venta de equipamiento y libros:
Sábados de 17 a 21hs en la sede de la AAGo.
Lunes a viernes de 19.30 a 22hs en Club Jaque Mate en la misma sede.

  • dummyinfo@go.org.ar

  • dummy+54 (11) 4305-5206 (en los horarios de atención)

Boletín de novedades

Ingresá tu correo electrónico y recibí todas las novedades en tu buzón.

Search